Ausencia

Estoy sentada en la silla de la misma mesa del café donde te vi por última vez. Vengo de pasar por la vidriera del local donde nos cruzamos por primera vez; por la vereda testigo de nuestra primera conversación y las primeras miradas, tan intensas; por las calles de este barrio que fui descubriendo, tan despacio como nos fuimos conociendo y tan poco como me permitiste llegar a vos.
Es la misma sala, casi el mismo asiento, del cine en el que no pasamos suficiente tiempo. Igual que en reuniones familiares o fiestas de amigos, o cualquier otra salida, salvo recitales. De repente estoy en este departamento que nos quedaba chico y ahora es demasiado grande.

Y puedo sentirte, porque todavía estás dentro mío, muy a mi pesar. Pero ya no puedo verte, porque tu recuerdo se va desdibujando, tan rápido como este sentimiento. Ya no estás, finalmente lo entiendo.

Anuncios

11 Responses to “Ausencia”


  1. 1 Guantes De Lana febrero 4, 2008 en 12:28 am

    Que complicado que es todo, porque ausencia, en tu texto no hay ausencia todo lo contrario hay presencia, como cambian los lugares que alguna vez compartio con alguien y ahora lo compartimos con nosotros mismo, como cambian los recuerdos, como cambia la vida a cada instante, el ayer hoy presente y el presente tan lejano, extraño. Pero el tiemp hace que se desdibuje la tristeza y aperezca otra sonrisa, y otros recuerdos y otras vidas, ninguna igual a la otra.
    Bueno no se que decir, salvo que me es tan familiar tu texto que me pone a pensar.
    Besos totales

  2. 2 Ju febrero 4, 2008 en 4:34 am

    Qué fuerte y qué familiar… Y te lo digo cuando el duelo quiere cicatrizarme (y a él)…
    Te mando besos, te cuento que actualicé y me alegra que aunque mi mail no tenga respuesta, veo el resultado y la respuesta plasmada en este post…
    besos:

    Ju

  3. 3 Fraco Tirador febrero 4, 2008 en 2:52 pm

    excelente que lo escribas y lo expreses, pero para ese sentimiento no hay palabras posibles de aliento ni consuelo.
    un beso grande.

  4. 4 Sil febrero 4, 2008 en 4:07 pm

    Hola Matilda, ayyyy que dificil se hace encontrar las palabras que puedan trasmitir lo que uno quiere para este momento, ojala pudiera llegarte un abrazo tan fuerte como el que quisiera darte.

    Y que se yo, es que los lugares son eso, lo que hicimos, lo que compartimos y fundamentalmente con quién lo vivimos… y es dificil, volver a verse y encontrarse con esos momentos, ahora distintos, con uno que ya no es el mismo, y hasta que aprende… y el tiempo, como dice Guantes, nos permite ire des-cubriendo esas nuevas lucecitas que nos iluminen para seguir andando y permitirnos los nuevos momentos.

    Gracias por compartirnos esto. Besote

  5. 5 cuentaspendientes febrero 4, 2008 en 9:18 pm

    Guantes: Entiendo, pero lo raro es que yo lo siento como ausencia y es lo que de a poco me permite volver a sonreir.

    Ju: La mía es una herida abierta que parece no querer cicatrizar (por segunda vez) hace demasiado.
    Qué bueno que actualizaste, ahora me doy una vueltita.

    Franco: Es verdad, y no suelo encontrar las palabras para expresarlo, pero ayer casi que lo ‘vomité’ como lo llamó G. Es más, esta instancia verbal no sé si se relaciona del todo con la emocional, está como un paso atrás casi.

    Sil: Ay qué fuerte ese abrazo, gracias, lo necesitaba 🙂
    Muy cierto, el tiempo dirá.

    A los 4: Es la primera vez que escribo 100% para mí (algo que me hubiera gustado decirle a él) en este blog, olvidándome de que esto es público y hay lectores, pero sus mensajes de compañía no sólo me sorprendieron, me hacen muy bien. Gracias de corazón. Besos miles.

  6. 6 Guantes De Lana febrero 4, 2008 en 11:33 pm

    Por mi parte te digo Matilde que de nada, que se que es necesaria esa compañia y que para eso estamos aca.
    Besos totales y fuerza que es necesaria para volver a sonreir.

  7. 7 Fraco Tirador febrero 5, 2008 en 12:35 am

    Lo mismo que Guantes… Nada para agradecer doña! En todo caso dejame tomar mi cuota-parte (como lector) para agradecer la confianza que tuviste en nosotros al escribir desde vos y para vos. Beso grande!!

  8. 8 Llanura Pampeana febrero 5, 2008 en 3:36 am

    ¿Domingo de melancolía?

    No quiero ser redundante, pero sos bienvenido a recorrer la llanura.

  9. 9 Ju febrero 5, 2008 en 10:11 am

    Mat:
    el desahogo compartido en colectivo a través de este medio puedo asegurarte, no solo que da unos resultados extraordinarios, si no que logra una catársis completa, sublima los dolores en textos maravillosos y te da el plusi de obtenér respuestas-consuelo. 😛
    Ojalá que hayamos hecho posible que sonrieras un poco en el medio de este duelo (y te sorprendería saber lo hermanadas que estamos al respecto).

    besos de chocolate con leche:

    Ju

    pd: te felicito por haber podido colgar la canción. 😉

  10. 10 Sil febrero 5, 2008 en 11:01 am

    Holis Matilda, es que cuando uno logra volcar lo que siente en palabras y se anima o se permite compartirlo, por un lado se comienza a dar cierre a un momento de la vida, y por otro o al mismo tiempo, se inicia el camino de la nueva búsqueda para volver a sonreir, van a ser pasos lentos y pesados al ppio, pero lo importante es que se dan…

    Otro abrazo gigante, aca estamos, y gracias por compartirnos este pedacito de tu alma. Besote

  11. 11 cuentaspendientes febrero 5, 2008 en 10:21 pm

    G, Franco, Ju, Sil: Encontrarlos otra vez acá sin duda me sacó más de una sonrisa. Mil gracias.

    Llanura: Sí, los domingos suelen pegarme…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: