Archivo para 1 abril 2008

Próximamente (actualizado)

Estoy completamente superada con la cantidad de cosas que tengo para hacer. Todas cosas que debo hacer. Y retumba en mi cabeza desde la infancia la voz de mi madre diciendo que “tenemos que hacer lo que debemos y no lo que queremos”. Rebelarme contra este mandato (sumado a las diferencias ideológicas) es lo que me ha convertido en la oveja negra de la familia.  Y por eso insisto en que elijo todo el trabajo que tengo, lo que no quiere decir que no le roben tiempo a todas esas otras cosas cotidianas.

Encima, soy de esas personas que siempre se cuestionan absolutamente todo. Casi al borde de no permitirme disfrutar. Hice terapia y me ayudó (mucho), pero hace un año que no y se siente. Tengo ganas de retomar pero sería sumar otra cosa a la que hay que hacerle lugar en estos días míos que deberían tener al menos 30 horas.

Creo fervientemente en que los problemas se solucionan poniéndolos sobre la mesa y suelo hacerlo. Últimamente hay unas cuantas personas a las que tengo tanto para decirles, pero el momento justo no aparece, y a medida que pasa el tiempo más difícil se hace. Podría escribirles una carta. Siempre fui mejor con la palabra escrita que la dicha. Necesito sacármelo del sistema, que dejen de ser una cuenta pendiente.

Update – Me decidí: no voy a hablar. Voy a escribir las cartas; una a una, como si tuviera enfrente a cada una de las personas con las que tengo un ‘tema’ pendiente. Y si me animo, las posteo acá. Quizás hacerlas semi públicas ayude a sacarme esta mochila. Veremos cómo nos va.

Anuncios