Archivo para 26 septiembre 2010

Según Kafka

Seguimos con los mensajes encontrados en viaje:

Esto no es una ciudad. Es el suelo escabroso de un océano de tiempo, cubierto con los guijarros de sueños y pasiones extinguidas entre los que nos paseamos como embutidos en una campana de buzo. Resulta interesante, pero con el tiempo se queda uno sin aliento.

Mensaje de Kleinsasserhof

Si hay algo en lo que m ha adquirido cierta maestría, descubrió, es en que los hombres por los que tiene debilidad la desilucionen y luego le rompan el corazón (pisotón con fuerza primero, hasta que quedan múltiples ínfimos pedacitos). Y como no se podía conformar con que lo hicieran los locales, se expuso a los extranjeros. En este viaje, el mismo en el que Munich-devenidoSalzburg-boy demostró ser un cobarde por primera vez (¡siempre hay una segunda, y es peor!), me topé con este mensaje:

Life is short
Break the rule
Forgive quickly
Kiss slowly
Love truly
Laugh uncontrollably
Sing out loud
Dance as if nobody’s watching
Never regret anything that made you smile

Cuánto más simple sería la vida si todos nos atreviéramos un poco más. ¡Y cuánto más felices!